Una empresa de la localidad santafesina de Gálvez pasó de fabricar en el 2014 y 2015 entre 10 mil y 12 mil motores para aire acondicionado a no fabricar ninguno producto de la apertura de importaciones y de las políticas del gobierno de Mauricio Macri.

Karina Ayub, presidenta de la fábrica motores Czerweny, dialogó con LT10 para expresar su preocupación por la situación actual. Afirmó que "en el 2014 y 2015 fabricábamos entre 10 y 12 mil motores al año. Hoy, no estamos fabricando ninguno".


Ayub destacó que el gobierno anterior, "prácticamente" los obligó a sustituir importaciones. "Nos pidieron que fabriquemos, entre dos empresas, el 15% de los motores para aires acondicionados que se ensamblan en el país. Hoy, todas estas líneas de producción están paradas", lamentó.

Pese a la difícil situación, la titular de la empresa manifestó que tienen un compromiso asumidos con los trabajadores para no dejar a nadie en la calle. "Esta situación nos está complicando muchísimo. Obviamente, nosotros le vamos a buscar la vuelta que sea necesaria para salir adelante", concluyó.

En esta nota