La utilización de la capacidad instalada en la industria registró en enero último un promedio del 60,6%. En los registros del INDEC fue el nivel más bajo de los últimos siete años.

Durante 2016, la utilización de capacidad instalada en la industria mantuvo promedios mensuales de entre 60% y 65%. En los dos años anteriores, se mantuvo entre 65% y 75%, de acuerdo con las cifras oficiales.

En tanto, la capacidad de producción, que el INDEC releva desde 2010, registró en enero una utilización del 30,7%. Estuvo afectada por despidos, suspensiones y paradas técnicas del primer trimestre.

LEER MÁS: SanCor: qué pasó para que cierre y 2000 queden al borde de la calle

La producción de autopartes, asociada a la de autos, tuvo un nivel del 47,3%, de acuerdo con el informe oficial. La producción de minerales no metálicos e insumos para la construcción logró en enero un promedio de utilización del 53,3%, la de edición e impresión 54%, la de industrias metálicas básicas que producen acero y aluminio, 58,4%, y la de caucho y plásticos, 58,5%.

La industria textil, también afectada por despidos, suspensiones y cierres de establecimientos, registró en enero un promedio de utilización del 57,5%, es apenas un poco más de la mitad de su capacidad productiva.

En cambio, refinación de petróleo mostró el mayor promedio en enero con 85%, seguido de la producción de tabaco con 80,3%, cuya producción mayormente se exporta y la elaboración de papel y cartón con 80%.

Con un rango menor se ubicaron la producción de alimentos y bebidas, con un indicador del 65,1%, y la de sustancias y productos químicos, con promedio del 68,5%.

En esta nota