El consumo residencial de gas natural por red registró una caída del 18% en el primer semestre, respecto de igual período del 2016. Esta fue la peor caída en 24 años. En el informe del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC), apuntan a la fuerte suba de tarifas como la principal causante del desplome.

El consumo general de gas por red mostró una retracción del 1,3% en el primer semestre, según el registro de todos los tipos de usuarios a nivel nacional. Se trata del peor desempeño de los últimos siete años, ya que en 2010, la caída había sido del 5,4%.

La retracción se dio principalmente por la fortísima caída en la demanda residencial, que fue un 18% inferior al primer semestre del año pasado.

LEER MÁS: "Patas de monstruo", el insólito pedido de Aranguren para ahorrar energía

El comportamiento de la demanda de gas discriminado por tipo de usuario para el primer semestre de 2017 en relación al de 2016 fue a la baja.

El consumo residencial registró la peor caída, con un 18%. Le siguió el sector del GNC, con un 11%; el comercial con un 9%; y el industrial, con un ascenso del 3%. Las centrales eléctricas, por su parte, continúan con las cifras positivas: un 9% arriba.

En esta nota