El Gobierno armó un "retiro espiritual" para voceros y prenseros oficiales tras el papelón de Mauricio Macri sobre la soberanía Malvinas en medio de la gira para la Asamblea en la ONU.

El evento la organizó la jefatura de Gabinete de Marcos Peña. Fue este viernes en el Centro Cultural Kirchner (CCK) y participaron todos los miembros de las áreas de prensa de los distintos ministerios. Lo llamativo es que quien protagonizó el escándalo, el propio presidente Macri, no forma parte del cónclave.

Embed

Oficialmente fue denominada "Jornada de comunicación" y sucede días después del traspié de Macri al afirmar que se abría el diálogo por la soberanía por Malvinas. Lo hizo después de una conversación con la premier británica, Theresa May. Pero luego salió a desmentirlo su propia Canciller, Susana Malcorra, también hizo lo propio Londres y al otro día hasta el propio mandatario se desdijo y dio otra versión.

Embed

El encuentro fue con desayuno y almuerzo incluido y Marcos Peña fue el encargado de abrirlo con la primera charla bajo la consigna "Lineamientos generales y estrategia política".

También disertó Hernán Iglesias Illa, uno de los principales estrategas en la comunicación oficial y hasta el ministro de Cultura, Pablo Avelluto, el titular del Sistema Federal de Medios Públicos, Hernán Lombardi, y el filósofo asesor presidencial Alejandro Rozitchner.