El conflicto de AGR-Clarín no cesa y ahora los trabajadores anunciaron un paro por 24 horas en todo el país, en repudio a la represión que sufrieron los 380 despedidos de la planta ubicada en el barrio de Pompeya.

LEE MÁS "Fuerte represión a los despedidos del Grupo Clarín"
En declaraciones a Radio 10, el delegado de la comisión interna gremial Pablo Viñas anunció la medida de fuerza de todos los trabajadores gráficos y denunció la represión que padecieron empleados y familiares.
"Clarín viene tercerizando y llevándo el trabajo a lugares clandestinos para hacer despidos ilegales", enfatizó el trabajador y gremialiasta, quien añadió: "La ley es clarísima, si una empresa quiere despedir mas de 15% de empleados tiene que seguir varios pasos legales".
Embed
Luego, Viñas habló de un operativo de seguridad en el que participaron "más de 1.500 efectivos", entre Gendarmería Nacional y Policía Federal. Según la versión del Ministerio de Seguridad porteño a El Destape, los oficiales de seguridad a su cargo no eran más de 40. "Es increíble, con los problemas de inseguridad que hay, que dedique a poner" tantos efectivos, reiteró Viñas.
Mientras tanto, la planta localizada en Avenida Corrales 1393 continúa tomada y sus accesos vallados, en reclamo de que el Ministerio de Trabajo dicte conciliación obligatoria y reincorpore a los despedidos. "Nos quieren hacer por las malas lo que al gremio petrolero le hicieron por las buenas", denunció. Asimismo, acusó a la secretaria de Relaciones del Trabajo de no tomar decisiones por tratarse de una empresa del Grupo Clarín.