El Gobierno nacional dispuso una polémica medida y otorgó facultades al Ministerio de Transporte para clausurar definitivamente ramales ferroviarios en pos de la "eficiencia y racionalidad".

La medida, que recuerda la tristemente célebre frase de Carlos Menem en 1989, salió publicada este martes en el Boletín Oficial con el decreto 652. "Delégase en el MINISTRO DE TRANSPORTE la facultad de clausurar ramales ferroviarios en forma definitiva y proceder al levantamiento de las vías y demás instalaciones ferroviarias", asegura en su primer artículo.

En los considerandos, el decreto destaca que "una de las premisas del GOBIERNO NACIONAL es lograr la utilización de los recursos públicos con miras a una mejora sustancial en la calidad de vida de los ciudadanos". Por ello, "se requiere establecer procedimientos administrativos basados en criterios de racionalidad y eficiencia que posibiliten una respuesta más rápida a las demandas de la sociedad".

En esta nota