Las importaciones indiscriminadas del Gobierno ponen en jaque a las fábricas nacionales, pero también a la agroindustria. En Santa Fe escaló la compra al extranjero jamón crudo, pollo y quesos, lo que deja en una situación muy delicada al sector.

La importación de jamón crudo aumentó 1.590% en el primer bimestre del año de forma interanual a 107.951 kilos, de acuerdo al Ministerio de la Producción santafesino y la Federación Industrial de Santa Fe.

LEER MÁS: Sancor propone a Triaca 1000 despidos y los trabajadores toman una planta

Entre los lácteos, la adquisición de queso fundido ascendió 294%, el queso crema 277%, los quesos en general 234% y el azul 187%. Debido a la elevada inflación y la recesión económica, la lechera Sancor se encuentra al borde de la quiebra y le propuso al ministro de Trabajo nacional, Jorge Triaca, el despido de 1.000 trabajadores.

También se incrementó la compra de pollos trozados en un 177%, la de maíz en lata 166% y la de zanahorias enlatadas 130%. La disparada de compras al exterior de alimentos básicos mantiene en recesión al sector y lo deja en situaciones muy delicadas.

En esta nota