En medio de la feroz represión, un joven resultó gravemente herido y se desangró durante más de veinte minutos mientras aguardaba a la ambulancia del SAME, que finalmente llegó para trasladarlo de urgencia al hospital Argerich.

Según denunciaron los testigos, el joven, que tenía un corte profundo a la altura del abdomen, debió recibir un improvisado torniquete para evitar una hemorragia y minutos más tarde, comenzó a circular el video en donde resultó herido.

Tal como se observa en las imágenes, el joven recibió disparos de bala de goma por parte de la Policía, para luego ser atropellado por los propios efectivos, que lo dejaron tirado desangrándose.

Embed