El acto del Día del Inmigrante que armó el Gobierno en la Dirección de Migraciones (depende del Ministerio de Interior) fue polémico: a través de posteos en Facebook se mostró cómo las autoridades trataron de impedir que entraran inmigrantes al festejo.

Sucedió el lunes último. Allí, personas del Frente Argentina Migrante llegaron con una bandera para protestar por los cambios en la política migratoria implementados por el macrismo.

Embed

Pese a que se trataba de un acto de "entrada gratuita y pública", les cerraron las puertas y no les permitieron ingresar. En el medio se dio una larga discusión con quienes estaban haciendo de custodia en la entrada.

Allí desplegaron una bandera con las inscripciones "No a la Cárcel para Migrantes" y "Migrar es un derecho humano". Su intención era rechazar medidas como la apertura del el primer Centro de Detención para Migrantes en situación de irregularidad, ubicado en la ciudad de Buenos Aires.

En esta nota