El INDEC reveló que el 32,2% de los argentinos son pobres y el 6,3% indigentes. Sin embargo, el noreste supera el promedio y allí se observan cifras aún peores, ya que cuatro de cada 10 personas son pobres.

En la región más empobrecida del país, el 40,1% tiene las necesidades básicas insatisfechas, lo que supera ampliamente el promedio. Viven en esas condiciones 539.000 personas.

En el noreste, además, el 7,6% no logra consumir las calorías recomendadas, lo que equivale a 103.000 individuos.

LEER MÁS: Oficial: la pobreza afecta a casi 9 millones de personas

El noroeste lo secunda en las estadísticas del INDEC, con el 35,8% de la población debajo de la línea de pobreza (587.000 personas). No supera la línea de indigencia el 4,8%; es decir, 126.000 individuos. Cuyo se ubica muy cerca, con una pobreza que afecta al 35,6% (587.000) y 74.000 en la indigencia (4,5%).

Debajo se ubican la región pampeana (32,6% de pobres y 7,7% de indigentes) y el Gran Buenos Aires (30,9% y 6,2%). Las mejores cifras vienen de la Patagonia, aunque son elevadas. Allí, el 24,7% es pobre y el 3,3% indigente.