El juez Claudio Bonadío tildó de falso al informe de Economía Política por realizar un informe sobre la orden del magistrado de destruir las Qunitas. Asimismo, amenazó con enjuiciar al diputado del Frente para la Victoria Martín Doñate, quien solicitó que las cunas se entreguen a las familias necesitadas.

Por considerarla "peligrosa", Bonadio reiteró su disposición de incinerar por lo menos algunos elementos de Qunita, pero resolvió que el Ministerio de Salud nacional disponga de una parte del kit para fines sociales en caso de que lo desee.

LEER MÁS: Facultad de Medicina pide evaluar el Plan Qunita antes de destruirlo

De esta manera y sin decirlo de forma explícita, negó el requerimiento del legislador nacional de Río Negro de que las cunas puedan ser utilizadas en su provincia. Pero Bonadio fue más allá y desmintió el informe de Economía Política del domingo pasado, en el que se explicaba el fallo donde ordenó quemar las cunas.

"Hágase saber al diputado que como representante del pueblo de la Nación Argentina debería poner una actitud más diligente en acceder a medios de comunicación que reflejen con veracidad las informaciones que publican toda vez que las invocadas por el presentante en nada tienen que ver con las constancias de la causa N° 6.606/15", rezó el escrito del magistrado.

Doñate explicó a El Destape que "parte del disparador para mi presentación fue lo que salió en el informe Economía Política. Está diciendo Bonadio que todos los medios de comunicación mienten menos dos".

Más aún, el juez agrede a Doñate: "Hágasele saber al legislador de marras que su cargo no lo exime de dirigirse a la magistratura en términos adecuados, lo que no se condicen con algunos párrafos que pueden sonar naturales en el hemiciclo de la Cámara de Diputados, pero que son decididamente inapropiadas para una presentación judicial, dicho esto se le hará saber que de persistir en esa actitud se procederá como en derecho corresponda". Esto lo mencionó dado que el legislador por el FPV refiere a "presuntas irregularidades informativas" en lugar de hablar de "desfalcos probados", cuando aún no existe un fallo definitivo.

"Es de una gravedad institucional absoluta que amenace con un juicio a un representante votado por el pueblo. Judicializa la opinión de un diputado de la nación porque no está de acuerdo", se quejó Doñate. "¿Que ciudadano común va a querer ir a la Justicia después?", se preguntó el legislador.

Embed

BIONADÏO by ElDestape on Scribd