El secretario general del gremio de Canillitas, Omar Plaini, afirmó este lunes que "hay muchas posibilidades" de que el próximo viernes la CGT "defina un plan de lucha", pero advirtió que el diálogo con el gobierno de Mauricio Macri "no está roto".

"Hay un malestar importante en el movimiento sindical", advirtió Plaini, quien apuntó en particular contra "la flexibilización del trabajo" y "una apertura muy grande de importaciones". En declaraciones a Radio 10, Plaini pidió que "el Gobierno respete las paritarias" y dijo que espera que el Ejecutivo no trate de intervenir si los sindicatos reclaman una reapertura de las negociaciones salariales.


De todos modos, el sindicalista aclaró que "el diálogo con el Gobierno no está roto", por lo que no se descarta que haya una "tregua" con el Gobierno hasta fin de año.

El próximo viernes se reunirá el Comité Central Confederal de la CGT y analizará posibles pasos a seguir a partir de los reclamos planteados al Gobierno nacional.