El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, admitió que el Gobierno tiene "dudas sobre el mecanismo de remoción" de la procuradora Alejandra Gils Carbó, y remarcó que "no está descartado" avanzar en el juicio político contra la jefa de los fiscales.

"¿Cómo el pueblo va a tener un jefe de fiscales que no acusa a los amigos del poder?", planteó Pinedo, quien sostuvo que "desde hace años" viene pidiendo que se impulse un juicio político contra Gils Carbó.

En declaraciones a radio La Red, luego de que el diputado del PRO Álvaro González dijo que "no hay una decisión de las fuerzas políticas de abrir el juicio político" a la Procuradora, Pinedo enfatizó que "no está descartado" promover este proceso contra la procuradora.


En ese marco, el presidente provisional del Senado sostuvo que "hay una discusión sobre si se procede con el mecanismo de juicio político o no", y resaltó que también "hay dudas sobre cuál es el mecanismo de remoción".

El gobierno de Cambiemos decidió el pasado martes postergar el debate de la ley de reforma, proyecto que iba ser tratado el pasado miércoles en Diputados, debido a las diferencias planteadas por la referente de la Coalición Cívica-ARI, Elisa Carrió, quien cuestionó varios puntos de la propuesta con la que el oficialismo quiere desplazar a la jefa de los fiscales.

La propuesta, debatida en un plenario de las comisiones de Justicia, de Legislación Penal y de Presupuesto y Hacienda, propone limitar a cinco años el mandato del Procurador General, y dispone que la remoción de la actual titular del Ministerio Público se resuelva por la comisión bicameral parlamentaria.

Por su parte, el presidente de la comisión de Legislación General de Diputados, Daniel Lipovetzky (PRO), confirmó el pasado miércoles que la ley de reforma del Ministerio Público Fiscal "sigue adelante", y reconoció que "siempre es una posibilidad la del juicio político a Gils Carbó" si encuentran "las causales".