La música de Pim Pau tiene una fuerte influencia de ritmos brasileños y latinos, con una marcada base percusiva que invita a grandes y chicos al movimiento y a la participación creativa, convocándolos a sumergirse en una propuesta donde la palabra es juego, la música juguete y el cuerpo instrumento. Desde que irrumpió en la web con el tema “La Mascota” -su original versión del Pollito Pío- que ya cuenta con 2 millones de visitas, Pim Pau no para de acumular seguidores. El grupo surgió del encuentro de tres artistas: Lucho Milocco (músico, compositor y docente santafecino), Eva Harvez (bailarina, coreógrafa y docente de la provincia de Buenos Aires) y Cássio Carvalho (artista visual, compositor, docente y productor, nacido en San Pablo, Brasil). "Pim Pau nació de compartir una vocación artística y docente, y de mismas inquietudes en cuanto a generar contenidos para niños que vaya más allá de la animación o el espectáculo, que incluya a los adultos como parte fundamental de la construcción del juego con el otro", explican los integrantes del grupo, que se conocieron en 2011 ejerciendo la docencia en la misma institución educativa. Desde entonces, formaron un trío que regala magia sin forzar nada e invita al cuerpo a moverse: a través de canciones propias y ajenas, Pim Pau convoca a los niños desde el juego al desarrollo de habilidades y destrezas, al estímulo de la imaginación, al conocimiento sobre sí mismo y al vínculo con los demás.

Embed

-Lucho, Eva y Cássio ¿Cómo surgió Pim Pau y qué caminos fueron andando desde los inicios -cuando eran docentes de Risas de la Tierra- hasta hoy?

-En realidad, siempre decimos que para remontarse a los inicios de cada uno de nosotros tres, es indispensable llegar hasta el seno familiar ya que los 3 venimos de familias de docentes y dónde el arte y la valoración del mismo, siempre estuvieron muy presentes. Decimos y reforzamos esto ya que la familia, no sólo es la semilla que despertó la pasión que tenemos por la docencia, sino que como proyecto, creemos que el núcleo familiar y sus vínculos son fundamentales para el desarrollo de la infancia. Si bien los tres veníamos desandando caminos individuales por el arte, la educación y la recreación, compartimos un tiempo trabajando en Risas de la tierra dónde nos conocimos y nos hicimos amigos. PIM PAU surge de esta amistad que a su vez, es resultado de compartir una misma mirada con respecto a la educación y el arte en la infancia. Decidimos publicar y compartir el primer video después de haber sido convocados por la Editorial Letra e Ponto de Brasil para brindar una capacitación sobre el trabajo que veníamos realizando con niños. Aquel trabajo nos implicó darle un contexto formal a todo lo que estábamos desarrollando y fue así que elegimos lanzar en 2014 el video de “La mascota” (Versión del Pollito pío), podríamos decir que el proyecto se termina de consolidar con aquel video. Desde entonces, fuimos trabajando en más material audiovisual como “Viaje a la Plaza”, “Tucumpá”, “Viajando en tren”, etc, y a la vez, avanzábamos en el trabajo discográfico que culmina con el lanzamiento de nuestro disco “Recreo” en octubre de 2016. Fueron años de mucha actividad y crecimiento ya que mientras fuimos presentando el nuevo disco por diversos escenarios del interior y en el exterior, también recorrimos varias provincias con los Encuentros de formación que brindamos para docentes y adultos vinculados a la crianza, como así también, un proyecto que armamos para la provincia de Santa Fe sobre Educación Vial. Este 2017 lo cerramos con mucha alegría y satisfacción y ya estamos programando el 2018 que comienza con un show el 27 de enero en El Desarmadero Espacio Cultural (Sastre, Santa Fe), el 3 de febrero en La Usina del Arte (CABA) y el 16 de marzo en el festival internacional Lollapalooza.

-¿Existen fórmulas para llegar a los chicos? ¿Qué se proponen desde el escenario?

-No existe una sola manera de vincularnos con las personas. No nos sucede ni con nuestros propios amigos o familia. Con alguno compartimos ciertas cosas y otras no. Con los niños sucede lo mismo. Para poder vincularnos, es fundamental poder escuchar al otro y reconocerlo aún en las diferencias. Lo que podríamos decir que es imprescindible a la hora de vincularnos con los niños, es el juego, y la música nos invita a habitarlo desde un mismo lenguaje.

Desde el escenario tratamos de plantear una dinámica similar a la del aula, donde hay momentos de escucha, de intercambio, momentos para darle lugar al cuerpo, para habitar el espacio, para encontrarnos tanto adultos como niños en una misma situación; jugando.

-Ustedes juegan en el escenario, disfrutan y hacen jugar ¿Qué se logra construir a través del juego?

-A través del juego, como decíamos anteriormente, nos vinculamos con el otro. Jugar, entre tantas cosas, es manifestarse de algún modo. Un día alguien jugó mientras golpeaba objetos y nació el ritmo, que luego acunó a tantas civilizaciones y fue predominante en rituales que le dieron identidad a una misma comunidad bajo su propio himno. De eso se trata el juego, de vincularnos y construir identidad. Con el desarrollo de la humanidad, a distintas manifestaciones se les fue poniendo nombre, se las teorizó y se las estructuró y poco a poco, fueron dejando de ser juego para ser disciplinas. El juego está vivo y cambia todo el tiempo de acuerdo a quienes intervienen en esa manifestación. En los encuentros de formación planteamos la misma pregunta: ¿Cuánto de juego hay en el arte y cuánto de arte hay en el juego?

-Se dice que hay músicas para grandes y la música para chicos ¿Cómo viven esa diferenciación?

-Consideramos que hay música que tiene un cierto nivel de complejidad y que su búsqueda está tras otros objetivos que no tienen que ver con un fin pedagógico. Por otro lado, pensamos también que una canción, por el sólo hecho de hablar en diminutivo, no necesariamente pertenezca al universo de los niños. Creemos que es importante no estereotipar la infancia, sino que nos tomemos el trabajo de poder mirar al niño como un ser en plenitud que se está desarrollando y a su vez, poder contemplar en esta mirada, al adulto con un rol fundamental en la tarea de acompañar al niño.

-Los chicos están cruzados por la nuevas tecnologías, el uso de los celulares, el consumo... ¿a qué tema le dicen que sí y a cuales no en sus composiciones?

-Antes que nada, pensamos que es muy importante poder diferenciar las necesidades reales de los niños de las que son generadas por el consumo (También es una tarea importante para nosotros, los adultos). Por ejemplo, es fundamental para la infancia y el proceso de sociabilización, que un niño juegue con otros niños, esto no puede ser reemplazado por la tecnología. Desde Pim Pau, ante esta realidad en la que la tecnología y las redes sociales ocupan un lugar importante de nuestras vidas, decidimos proponernos el objetivo de tomar las redes y sus beneficios que son, entre ellos, masivas, gratuitas y de fácil acceso, para poner como protagonista el vínculo. Elegimos una red social como Youtube porque nos permitía tener una abordaje desde el formato audiovisual, entonces, podíamos generar contenido que no fragmentara el arte. Creemos que el niño piensa y vive el arte desde ese lugar, donde una canción es baile, es teatro, es poesía, porque es juego. Entonces empezamos a generar contenido con el fin de que trascienda la pantalla y nos invite a despertar el cuerpo, a bailar, cantar, jugar con quien esté al lado, un amiga/a, una madre, un abuelo o un tío. Un contenido que nos interpele corporalmente y dónde uno puede ver a 3 adultos disponibles al juego.

Embed

-¿Y cómo influyó en ustedes la masividad que se logra por ejemplo a través de Youtube?

-La idea principal, era generar recursos para docentes y adultos vinculados a la crianza y compartirlos de manera gratuita y masiva para que esté al alcance de quién lo quisiera, así que en ese aspecto, Youtube cumplía y cumplío con el objetivo. Sorprendentemente para nosotros, tuvo un alcance y una masividad mayor a la que esperábamos, así como la rapidez con la que se dio todo. Recibimos mensajes y videos desde España, Brasil, Estado Unidos, República Checa, México, Suiza, Uruguay, desde muchos países dónde nos cuentan o muestran que trabajan con nuestro material, inclusive la editorial francesa "Édition Nathan", incluyó en su libro “La Mascota” para las clases de español en las escuelas de Francia. Eso es maravilloso para nosotros.

-¿Por qué se llaman Pim Pau?

-Lo elegimos por la sonoridad. Es la onomatopeya en cuanto ritmo y melodía. Parte del concepto que trabajamos en el proyecto tiene que ver con el sentido de la sonoridad de las palabras. Una manera de evidenciar la melodía y el ritmo. Es música. El lenguaje es musical. Tiene que ver con el lenguaje del niño que trasciende cuestiones idiomáticas porque es musical, corporal y poético a la vez. Muchas de las canciones y juegos de PIM PAU tienen que ver con eso: Tucumpá o Caló Calé, por ejemplo. La música no como disciplina, sino como lenguaje.

-Hace un tiempo editaron Recreo, el primer disco de la banda ¿De qué se trata ese trabajo discográfico?

-La naturaleza de nuestra propuesta es “multidisciplinaria”. Esa es nuestra búsqueda y también lo que nos inspira. O sea, integrar distintos lenguajes. Así que grabar un disco de canciones es parte de nuestro camino, de nuestro recorrido como proyecto. Al igual que crear material audiovisual, realizar shows y encuentros de formación para adultos vinculados a la crianza. El desarrollo de cada una de estas actividades está atravesada por el juego, esto es algo que particularmente nos proponemos: Jugar. Por eso el disco se llama “Recreo”. El nombre está fuertemente vinculado a la tarea docente que nos atraviesa a los tres, es para un niño el momento donde reina el juego por el juego mismo durante la jornada escolar y es por eso que el disco está impregnado de canciones de traslado, de cuna, percusión corporal, juegos de acumulación o de ronda que fuimos desarrollando con y para nuestros alumnos/grupos. A su vez, el nombre del disco le da un encuadre conceptual a la recreación de canciones populares en versiones como “La mascota” (Pollito Pio), “Soy un coya chiquito” y un compilado de canciones de tren. Tiene fuerte influencia de la música brasileña y ritmos latinos y nos dimos el lujo de contar con invitados amigos como Luis Pescetti en la canción “Caballito de Mar” y Dúo Karma (Cuba) en “El yaguareté”

-Se dice por ahí que existe otro mundo, pero habita dentro de éste ¿Cómo es el mundo Pim Pau?

-El mundo de Pim Pau está impregnado por la amistad que nos une. Hay un respeto y una admiración mutua por lo que trae cada uno desde su recorrido que nos retroalimenta en términos creativos. Como mencionábamos antes, compartir la misma mirada y el mismo compromiso nos acercó desde un lugar muy profundo que con mucho trabajo, le dio vida a este proyecto. Sentimos que llevar una vida abocada a lo que nos apasiona y nos inspira es algo muy parecido a seguir jugando.

PimPau1.jpg

El proyecto

Pim Pau es un proyecto de arte, música y educación para niños y adultos vinculados a la crianza. Pone al juego como eje central de sus actividades y propuestas. La identidad lúdica y la búsqueda constante atraviesan sus videos, presentaciones, obras de teatro, talleres y formaciones para docentes y adultos vinculados a las infancias. Integrar distintos lenguajes artísticos y brindarles, tanto a niños como adultos, recursos para acompañar las crianzas es uno de sus principales objetivos. “El nombre Pim Pau se desprende del estribillo de una las primeras canciones que hicimos juntos. Decidimos tomar esas dos onomatopeyas -Pim Pau-, como un concepto general que atraviesa nuestro trabajo, donde la palabra es juego, la música juguete y el cuerpo instrumento. Es la palabra en cuanto ritmo y la melodía en cuanto significado”, cuentan Eva, Cássio y Lucho.

El disco de Pim Pau

"Recreo" es el primer disco de Pim Pau. Su nombre hace alusión tanto al momento donde reina el juego por el juego en la jornada escolar, como a la recreación de canciones populares en versiones novedosas como "La mascota" (Pollito Pío), "Soy un coya chiquito" y un compilado de canciones de tren. El repertorio de “Recreo” va desde composiciones propias hasta versiones de clásicos, siempre explorando los distintos aspectos de cada canción, buscando nuevas instrumentaciones y modos diversos de abordar la letra y su poesía. “Recreo” es una invitación a volver a crear y a volver a creer como adultos en la fantasía como juego y puerta al mundo de los más chicos. El grupo genera su propio material audiovisual de manera autogestiva. "Buscamos crear contenido artístico pedagógico, interactivo y que trascienda la pantalla. Con el objetivo siempre de generar recursos lúdicos, creativos, corporales y de exploración para niños, padres y docente”, explican. Pim Pau ya cuenta con un abultado canal de youtube, donde se destacan La Mascota, Viajando en tren y Tucumpá, entre muchos otros videos, que invitan a despertar los sentidos del otro lado de la pantalla, convocando a un público inquieto a participar activamente de cada canción.

En esta nota