Un nuevo escándalo sacude a la ciudad de Buenos Aires. El fiscal José María Campagnoli pidió la detención del jefe de la Policía de la Ciudad, José Potocar, por presunto pedido de coimas de oficiales de la flamante fuerza de seguridad a comerciantes.

El pedido se hizo luego que se hiciera pública la suspensión del primer jefe que tuvo la reciente fuerza, creada por la fusión de la Policía Metropolitana y las comisarías de la Policía Federal establecidas en la ciudad de Buenos Aires.

Por la misma causa, una comisaria inspectora de la seccional 35, del barrio de Nuñez, fue detenida con prisión preventiva.

La causa abierta fue revelada por el diario Tiempo Argentino. Allí, se investiga el presunto pedido de coimas a cambio de "protección" y de no labrar contravenciones. Los damnificados: comerciantes y "trapitos" de los barrios de zona norte de la Capital Federal.

De acuerdo a la información disponible en la causa, habría una estructura delictiva con el fin de recaudar fondos de manera espuria. En ella estaría involucrado el ex director general de Comisarías y hoy jefe de la fuerza, José Potocar. Un cuaderno con anotaciones sería la prueba que lo involucra en esta "asociación ilícita".

En esta nota