Miguel Ángel Pichetto será uno de los seis senadores que votaron a favor del memorándum y deberán participar de la sesión sobre el desafuero de Cristina Kirchner.

El senador, hoy enfrentado a la ex presidenta y que armó un propio bloque fuera de Unidad Ciudadana, fue categórico en la sesión del 21 de febrero de 2013 cuando el Senado aprobó el Memorándum de entendimiento entre los gobiernos de la República Argentina y la República Islámica de Irán sobre temas vinculados al ataque terrorista a la sede de la AMIA.

En esa sesión, Pichetto afirmó: "Tanto el ex presidente como la presidenta sostuvieron en cada uno de sus discursos hasta 2010 la necesidad de la solidaridad internacional y de que la causa, más que una causa nacional de investigación, sea global. En esto ha habido una tarea persistente. En ese artículo de Bielsa hay una frase que me gustaría leerle porque me parece muy interesante, y es la siguiente: Sin perjuicio de que entre el caso “Lockerbie” y el caso AMIA pudieran existir más contrastes que semejanzas, un examen que no se detenga en lo superficial puede ayudar a mantener la mente abierta a soluciones imaginativas para problemas de naturaleza global imposibles de solucionar desde una perspectiva parroquial. Que la magnitud de la causa inspire, entonces, para ensanchar la ardiente hendija de justicia que palpita en el atentado. Me parece que lo del memorándum es precisamente esto: buscar un camino. Le agradezco que me haya permitido hacer esta interrupción", es una de las frases que se extraen de la versión taquigráfica de ese día.

Hay seis senadores que votaron a favor del Memorándum con Irán y deberán decidir si Cristina Kirchner va a prisión por este escandaloso fallo del juez Claudio Bonadio. Ellos son: Pichetto, José Mayans, Ada del Valle Iturrez de Cappellini, Pedro Guastavino, Inés Blas y Marcelo Fuentes.

Embed

En esa sesión, además Pichetto se preguntaba: "¿Qué pasaría si la Comisión de la Verdad dijera que hay elementos suficientes? ¿No cree usted que la posición argentina quedaría fortalecida en el mundo respecto de los imputados, respecto de estas personas que tienen el código rojo? ¿Por qué se presume que van a decir lo que le conviene a Irán? ¿Por qué no se piensa que puede ocurrir lo contrario? En el plano de las hipótesis".

Y se hacía más preguntas: "¿Qué pasa si la Comisión llega a conclusiones importantes, de responsabilidad, de involucramiento de los ciudadanos iraníes y del propio Estado iraní de ese momento? Yo planteo la otra alternativa. ¿Qué pasa? ¿No queda más fortalecida la posición argentina en el mundo, en el contexto internacional, lo cual permitiría avanzar en la investigación?"

Además, el hoy senador clave para el Gobierno afirmaba: "No estamos frente a un hecho de delito común sino ante un hecho complejo de terrorismo internacional. La Argentina y ciudadanos argentinos de religión judía fueron las víctimas. Pero el Estado argentino fue el agredido. Y había argentinos que no eran judíos".

Pichetto fue el encargado del cierre. En su discurso final expresó: "También quiero decir que la AMIA y la DAIA tuvieron un comportamiento dual, por lo menos dual. En un primer momento, dijeron que estaban de acuerdo. Después, dijeron que no. Tuvieron una reunión con el canciller, en la que manifestaron su conformidad. Creo que están corridos por la derecha religiosa de personajes como Levin o Bergman". Su frase final fue: "Vamos a votar afirmativamente por el Memorándum".

Embed

LA VERSIÓN TAQUIGRÁFICA: QUÉ DECÍA PICHETTO

En esta nota