Ante la "falta de un criterio único de la CGT", el bloque del Frente Para la Victoria-PJ anunció que no debatirá la reforma laboral enviado por el Gobierno nacional y de esta forma, el proyecto se tratará con Cristina Kirchner en el Senado durante 2018.

Así lo anunció el presidente del bloque FPV-PJ, Miguel Ángel Pichetto, en una conferencia de prensa en la que también reclamó "la unificación del discurso de la dirigencia de la CGT para saber su opinión respecto al proyecto".

El legislador le había anticipado su decisión al ministro de Trabajo, Jorge Triaca , apenas unos minutos antes, durante el plenario de comisiones en que se discutió la reforma previsional, entre otras iniciativas.

"Hemos decidido postergar la reforma laboral hasta que la CGT unifique su posición", anunció Pichetto, secundado por el presidente de la comisión de Trabajo, Daniel Lovera (La Pampa), Rodolfo Urtubey (Salta), José Mayans (Formosa) y Pedro Guastavino (Entre Ríos).

"No queremos avanzar en la reforma y que después vengan los discursos por izquierda, críticos", concluyó.

LEER MÁS: Las claves de la reforma laboral del Gobierno

En esta nota