El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, estimó que "probablemente" la inflación de este año llegue al 21%, lejos de la meta que había marcado el Banco Central. El cálculo se presenta bastante optimista, ya que para eso la inflación de noviembre y diciembre no debería superar el 1 por ciento mensual.

No obstante, el funcionario destacó que la autoridad monetaria "está haciendo un enorme esfuerzo, una enorme tarea para combatir la inflación y pensamos que eso se está viendo, que la inflación está bajando y que va a seguir bajando".

En su esquema de metas de inflación, el Banco Central pretendía para para este año una suba de precios de hasta el 17%, porcentaje que ya fue superado. En solo 10 meses, la inflación acumulada del INDEC es de 19,4%. En el horizonte aparecen los aumentos a las naftas (entre 6 y 10%), el gas (un 45% promedio) y la luz (casi 70% en dos tramos).

Por otra parte, Dujovne hizo referencia a un reciente informe de la calificadora Standard & Poors, acerca de la vulnerabilidad de la economía argentina ante posibles subas de tasas de interés en los Estados Unidos.

"Tenemos un riesgo de liquidez que es mucho más grande que el de solvencia. Pensamos que ese riesgo de liquidez va a ir bajando abruptamente en los próximos dos años", enfatizó el ministro, en declaraciones a la prensa.