El Gobierno autorizó a la empresa colombiana Avian Líneas Aéreas Sociedad Anónima (AVIANCA) a brindar el servicio aéreo en el interior de la Argentina y también en rutas internacionales. Mauricio Macri y su padre Franco habían sido imputados por las supuestas maniobras para beneficiar con rutas aéreas a la empresa, que compró Mac Air a principios de 2016.

Mediante la resolución 280-E/2017, el Ministerio de Transporte permitió operar a Avianca en Ezeiza y también en el Aeroparque Jorge Newbery "sujeto a las habilitaciones y limitaciones de cada uno de estos aeródromos".

El Gobierno autorizó "servicios regulares internos e internacionales de transporte aéreo de pasajeros, carga y correo" en las rutas (1) Buenos Aires-Santa Fe-Buenos Aires, (2) Buenos Aires-Rosario-Buenos Aires, (3) Buenos Aires-Puerto Madryn-Buenos Aires, (4) Buenos Aires-Viedma-Puerto Madryn-Buenos Aires, (5) Buenos Aires-Mar del Plata-Buenos Aires, (6) Buenos Aires-Puerto Madryn-Comodoro Rivadavia-Puerto Madryn-Buenos Aires, (7) Buenos Aires-Montevideo-Buenos Aires, (8) Buenos Aires-San Luis-Río Cuarto-Buenos Aires, (9) Buenos Aires-Santa Rosa-Buenos Aires, (10) Buenos Aires-Bahía Blanca-Buenos Aires, (11) Buenos Aires-Concordia-Paso de los Libres-Buenos Aires, (12) Buenos Aires-Concordia-Paraná-Buenos Aires, (13) Buenos Aires-Porto Alegre-Buenos Aires, (14) Buenos Aires-Sunchales-Reconquista-Sunchales-Buenos Aires, (15) Buenos Aires-Tandil-Buenos Aires y (16) Buenos Aires-Sunchales-Villa María-Buenos Aires.

LEE MÁS

Embed

Macri y su padre Franco habían sido imputados por la autorización de Avianca para volar. La denuncia se originó, porque la empresa colombiana Avianca había comprado MacAir, la compañía que era de la familia Macri. Tras la compra, mantuvieron a Carlos Colunga como CEO de la firma, lo que despierta sospechas si se trató de una venta o hay una sociedad entre el jefe de Estado y la firma multinacional.