La inflación se volvió a disparar pese al tope a las facturas de gas. Así, rondará el 2,5% y deja atrás el 0,8% del mes pasado que celebró el Gobierno.

En octubre el número fue inflado por el aumento en la tarifa de gas y de la medicina prepaga, según las consultoras que miden los precios. Así lo publicó La Nación.

"Seis consultoras indicaron que, luego del bajo resultado de septiembre, este mes la suba de precios se volvió a acelerar", afirma el matutino.

Luciano Cohan, economista jefe de Elypsis, dijo que "este mes es posible que la inflación termine arriba del 2%, por la suba del gas, que puede sumar un punto en la Ciudad de Buenos Aires y las prepagas aportarán otro 0,5% de aumento".

De esta manera, el año terminaría entre 40 y 41 por ciento, lejos de las promesas del Gobierno.

Ivan Cachanosky, analista de Economía & Regiones, anticipó en La Nación una suba de los precios del 3,2 por ciento, mientras que en noviembre estaría en el 1,8 por ciento y en diciembre en el 1,5 por ciento, por lo que el año terminaría en el 42 por ciento.

En esta nota