Los continuos tarifazos no mejoraron el servicio energético como prometió el Gobierno. Es que el monto que cada cliente abona de más en la boleta equivale a lo que el Estado deja de transferirles a las empresas.

El fin de semana de Navidad y en los últimos días, más de 100.000 usuarios sufrieron cortes de luz de parte de Edenor y Edesur.

Embed

Las compañías reciben lo mismo, pero ahora es transferido de forma directa y no ya a través de los impuestos. Ese dinero que antes se les entregaba vía AFIP ahora lo utiliza el Gobierno para otros destinos, como el pago de la deuda pública, que ya superó los U$S 300.000 millones, según la Fundación Germán Abdala.

A pesar del flojo servicio, los ganadores son los dueños de las eléctricas. Edenor, por ejemplo, más que duplicó el precio de su acción de en la Bolsa, que pasó de $ 20 a $ 44.

LEER MÁS: ¿Cuánto perderán los jubilados con la reforma?