A pesar de que el Mundo parece sumergirse en una ola proteccionista, con Donald Trump a la cabeza, el Gobierno insiste en impulsar políticas de libre mercado y sigue teniendo a la Alianza del Transpacífico como objetivo para ingresar en los próximos años, una medida que alerta a gremios y empresarios locales.

LEE MÁS "Cachetazo de EE.UU. a Macri: firmó su salida del TPP"

Ni siquiera la medida que tomó el flamante presidente de los Estados Unidos parece haber cambiado el parecer del Gobierno. El mismo día que impuso un stay por 60 días para el ingreso de los limones argentinos al mercado de los EE.UU., otra orden ejecutiva del republicano estableció la salida de dicho país del acuerdo de libre comercio entre los países del Sudeste Asiático, Oceanía, Chile, Perú y México.

Según deslizaron fuentes de Cancillería a El Destape, sigue la intención de ingresar al acuerdo que hoy tiene a Argentina con el status de "observador". La idea, agregaron, es "aprovechar las oportunidades que deja la salida de EE.UU.". "Hay que ver qué pasa, pero cada vez que se cierre a un mercado nosotros tenemos que estar atentos a abrir una puerta ahí", deslizaron.

Fuentes del Ministerio de Producción fueron más cautas, pero tampoco dieron por descartado que el país avance como planeaba antes de la asunción de Trump. "La opinión, por ahora, es la misma", dijeron ante la consulta de este medio si el cambio de escenario internacional implicaba un golpe de timón al rumbo trazado. Sin embargo, reconocieron que hasta el momento "no hay avances en ese sentido" y por ahora no hay definiciones sobre un posible ingreso.

Embed

"El TPP es lo más parecido a un terreno en Marte"

El Tratado del Transpacífico (TPP, según sus siglas en inglés) es un acuerdo de libre comercio que involucraba, hasta la semana pasada, a Estados Unidos, Japón, México, Perú, Chile, Brunei, Canadá, Malasia, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Vietnam y Australia. Se firmó en 2015, pero debía ser ratificado por los Congresos de los respectivos países antes de febrero de 2018 para estar plenamente vigente. Este martes sufrió su primera-y más importante-baja.

Según el analista internacional Gabriel Puricelli Yañez, "después de las declaraciones de Japón, de que "un TPP sin EE.UU. no tiene sentido", hay que esperar para ver si no hay una estampida, no se puede entrar a un no lugar". Puricelli consideró en diálogo con El Destape que "decir que se quieren sumar al TPP, que hay que ver si sigue existiendo, es pura retórica. Emisión de "señales": "seguimos creyendo en el libre comercio y por eso nos anotamos en todas sin pensarlo, aunque cunda el proteccionismo".

"Por más que el PRO se empeñe, no hay con quien firmar tratados de libre comercio en este momento en el mundo", subrayó el sociólogo, quien definió el presente del TPP como "lo más parecido a un terreno en Marte".