La fuerte lluvia de este miércoles volvió a exponer la crisis en los subterráneos de la Ciudad, pese a los fuertes aumentos del boleto que ya trepa a los $7,50.

Las redes sociales se inundaron de fotos y videos que demostraron los problemas pluviales y de filtración en varias líneas.

La línea B y la D, las más perjudicadas por las consecuencias de la lluvia y la mala gestión del Gobierno de la Ciudad. Acá, tres ejemplos de un día caótico.

Embed


Embed


Embed

En esta nota