El referente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, salió con los tapones de punta contra Mauricio Macri, a quien llegó a comparar con Alfredo Martínez de Hoz y advirtió que está débil. Pérsico insistió en que el peronismo nota esa debilidad del Presidente y hasta se refirió a las fuertes críticas del Papa Francisco sobre la gestión de Cambiemos.

LEE MÁS "El sorprendente puntaje que el Chino Navarro le puso a Macri y a Cristina"

El líder piquetero calificó como "horrible" el primer año de gestión de su gobierno y disparó munición gruesa sobre Macri: "El peronismo ve un Macri débil y se está unificando para tomar al poder. Levantás el poncho y juntás tropa. Todos dicen 'vamos que a este lo comemos. El peronismo es un tiburón que cuando huele sangre, ataca".

Además, Pérsico confesó que el Papa Francisco le expresó fuertes críticas a la gestión de Macri, a la que el Sumo Pontífice calificó como "revanchista" y se mostró "preocupado por eso". "Al Papa lo que menos le gusta de Macri es su revanchismo, que persiga compañeros, el tema judicial contra Cristina parece cómico", añadió.

"El peronismo es un tiburón que cuando huele sangre, ataca. Y Macri está débil"

En el diario Clarín, el líder piquetero puso paños fríos por una eventual candidatura de Cristina Kirchner: "Yo la quiero mucho a Cristina pero tenemos que construir algo nuevo, que vuelva a enamorar. Ella puede formar parte pero hoy hoy parece difícil (que sea candidata). Tiene un apoyo importante pero también un techo. El peronismo tiene que ofrecer lo que le faltó hacer, ya nadie te vota por lo que hiciste".

"La quiero mucho a Cristina pero tenemos que construir algo nuevo"

Asimismo, evaluó que Macri tuvo "un fracaso rotundo" porque "no logró imponer su modelo" y elogió a la lucha de los científicos del CONICET contra los recortes en los cupos de becarios e investigadores. "Si te parás de mano, podés frenarlos...", consideró.

Por último, y pese al panorama pesimista que pintó, pronosticó que el peronismo volverá en 2019. "Nadie quiere una crisis", aclaró.