El juez Sergio Torres denegó la excarcelación de César Arakaki, militante del Partido Obrero (PO), detenido por su participación en la marcha del pasado 18 de diciembre, cuando 300.000 personas se movilizaron contra la reforma previsional. Desde el PO denuncian que tuvo que soportar amenazas y agresiones por parte de presos comunes.

"Mientras estaba detenido en la unidad 29 de Comodoro Py, soportó amenazas y agresiones verbales por parte de presos comunes. Ni qué decir que una detención en un pabellón de esas características, sea en Ezeiza, Devoto o Marcos Paz, pondría en peligro la vida y la integridad física de Arakaki", afirmaron desde el Partido.

El jueves por la tarde, el juez Torres había ordenado la detención de dos militantes: uno era Arakaki y el otro era Lucas Sauret quien fue liberado, cuando verificaron que ni siquiera había participado de la marcha del 18 por encontrarse trabajando. Además había ordenado la detención de Dante Héctor Hugo Barisone, el efectivo del GOM (Grupo de Operaciones Motorizadas) que pisó a Alejandro Rosado en la marcha contra el ajuste a jubilados.

Embed

"El ensañamiento político y judicial contra un militante que, en definitiva, ejerció su derecho a permanecer manifestando contra el saqueo jubilatorio, es brutal y manifiesto", afirmaron desde el PO en un comunicado. Desde el partido hicieron un acto frente a los Tribunales para exigir

"Es un gran ataque al derecho a manifestarse que se vuelve a realizar en la Argentina. Se detiene a una persona que apenas supo el fallo de la Justicia se puso a disposición del juez. Basta de persecusión", manifestó el legislador porteño Marcelo Ramal.