El relator de fútbol Paulo Vilouta relató su experiencia con la falsa doctora Giselle Rímolo y contó cómo eran los tratamientos que pusieron en riesgo su salud y la de otros pacientes de la ex pareja de Silvio Soldán.

En Pamela a la tarde, el programa de Pamela David en América TV, Vilouta celebró la detención de Rímolo y contó el padecimiento en carne propia que vivió por someterse a las recomendaciones de Rímolo.

Embed

"Fuimos a hacer una gira con la Selección argentina a Chile, quedé disfónico y fui a ver un médico allá. Me dieron un corticoide que acá no se usaba, subí 15 kilos, tenía que llegar y bajarlos. En su momento, esta mujer era un furor con su clínica", explicó el panelista.

El relator señaló que la fama de Rímolo había llegado al mundo del fútbol y deslizó que Daniel Pasarella fue uno de sus pacientes. Al respecto, el periodista de espectáculos Carlos Monti dejó entrever que existía una relación amorosa entre el campeón del mundo y la falsa doctora.

"La señora jugaba a ser médica en su clínica. Es mentira eso de que sólo era la cara. Al ser del ambiente me tocó que me atienda ella y no médicas verdaderas, como la doctora Secardini", relató.

Y disparó: "Había muchos delincuentes y aunque Silvio Soldán fue sobreseído por la Justicia, yo no puedo creer que no sabía nada. El señor Soldán tenía una pareja que facturaba millones y la promocionaba en los medios"

Sobre su experiencia particular, Vilouta contó los planes que proponía Rímolo para bajar de peso y sus extrañas técnicas como la "iriología".

"Me dijo lo que le decía todo el mundo: 'tratate porque tenés serios problemas de circulación y en los riñones'", afirmó al tiempo que recordó: "Te cobraba caro. Más o menos, con lo que yo fui sumando habré estado 20 días a un promedio de 2.600 pesos, que eran dólares, por día".

En esta nota