El Gobierno salió a respaldar el violento accionar de la Policía, que reprimió a la marcha por el Día de la Mujer y detuvo a 30 asistentes. La encargada de respaldar a los oficiales, que detuvieron a una periodista y a personas que estaban cenando en una pizzería, fue la propia ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

LEE MÁS "El incómodo momento de una movilera de TN durante la marcha"

La funcionaria dialogó esta mañana con los medios, luego del anuncio de nuevas medidas de seguridad contra "motochorros". Allí, la jefa de Unión por la Libertad sostuvo que hubo "conductas depredatorias" de las 30 detenidas que justificaron el accionar policial. "Había hasta bombas molotov", aseveró en conferencia de prensa.

Embed

Bullrich dijo además que la marcha fue "tranquila" hasta que "un grupo se separó del conjunto y fue a la Catedral Metropolitana a destruirla". "En ese momento, se decidió un accionar de las Policías Federal y de la Ciudad para disuadirlas de esas conductas depredatorias y violentas", afirmó.

Embed

Según informó la agencia Télam, las 30 detenidas ya fueron liberadas. Fuentes policiales aseguraron a la agencia estatal que las detenciones no se llevaron a cabo antes "para evitar que se generen incidentes mayores".

Embed