El Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) salió a defender al dirigente Alejandro Bodart, quien se fue de vacaciones a Uruguay y recibió un escrache en las redes sociales, porque lo fotografiaron en un shopping de Punta del Este.

"Comenzó una descarada operación mediática contra nuestro compañero Alejandro Bodart. Mezcla de falacia y veneno de clase, que nada tiene de periodismo serio ni de ingenuidad", dijo Bodart en una carta pública.

El partido aclaró que el dirigente se fue de vacaciones a Piriápolis, una pequeña ciudad uruguaya, y viajó un día a Punta del Este, porque "no conocía".

"Nada de malo hay en conocer lugares, por el contrario estamos a favor de que muchos puedan conocer este y otros lugares. Sin embargo el poder político y mediático no pueden admitirlo, les estalló su indignación de clase", afirma uno de los párrafos de la carta.

Desde el MST cuestionaron que los grandes medios de comunicación se hicieran eco de la noticia que comenzó a circular por la red social Twitter y no contaran todos los problemas que atraviesa la Argentina.

"El país vive penurias enormes, crece la pobreza, la desocupación, se inundan ciudades enteras por falta de obras y planificación, Odebrech coimea funcionarios macristas, preparan una nueva entrega de nuestro petróleo y la burocracia sindical entrega los derechos laborales, el principal grupo de medios hizo su propio lock out en su gráfica de Pompeya atacando a sus trabajadores que tomaron sus instalaciones. Pero la noticia del día tenía que ser contra un dirigente de izquierda", sostuvieron.

En esta nota