Un colectivero de la línea 541 fue asesinado de un balazo en la cabeza cuando finalizaba su recorrido en la localidad bonaerense de Claypole. Por este motivo, los choferes de 62 líneas de la zona sur del Conurbano iniciaron un paro de actividades por 24 horas.

Un jefe policial informó a la agencia DyN que la medianoche pasada, en la esquina de las calles Remedios de Escalada de San Martín y Aristóbulo del Valle, aparentemente hubo un intento de robo de una moto y los delincuentes hicieron un par de disparos.

Embed

Uno de los tiros impactó en la cabeza de Carlos Sánchez, de 41 años y padre de cinco hijos, quien en ese momento llegaba sin pasajeros a la terminal en Claypole, lo que le causó la muerte inmediata.

El asesinato fue confirmado por su hermano, Pablo, quien también es chofer y declaró que colectivero asesinado "quedó entre medio de una balacera" entre "dos motos". En declaraciones a Crónica TV, añadió que la bala traspasó el parabrisas y su hermano "murió en el instante".

Por su parte, el titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, confirmó la medida de fuerza que afecta a todas las líneas de la zona sur del conurbano. Las primeras dos líneas en plegarse al paro fueron la 318 y 160. En la investigación interviene comisaría 6ta de Almirante Brown.

Al respecto, el titular de la UTA calificó la situación de "peor que una guerra". "Hay mucha bronca, no sé cómo enfrentarme con los compañeros", se lamentó Fernández.

"Ni en la guerra se mató tanta gente, esto es peor que una guerra", dijo Fernández en declaraciones radiales y si bien aclaró que no deseaba "echar culpas" a nadie, afirmó que "la sociedad va a tener que decir basta" ante la situación de la inseguridad en territorio bonaerense. "No sabemos ya cómo salir de nuestras casas: Todos los días tenemos un problema, nos matamos como perros, no hay palabras", finalizó el dirigente gremial.