La Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) ratificó su "adhesión plena" al paro nacional del 6 de abril. De esa forma, el primer paro general de la era Macri tendrá lugar sin servicio de trenes, colectivos y ómnibus, subtes y aviones.

El principal referente de la CATT, Juan Carlos Schmid explicó: "Estoy aquí en la sede de la Confederación Argentina de los Trabajadores del Transporte, que ratifica la paralización de todos los medios de transporte". Dichos sindicatos son estratégicos para garantizar una medida de fuerza y eran, a la vez, los que más impulsaban la confrontación con la Casa Rosada, algo que desde "Los Gordos" preferían evitar.

"Yo no creo que esté en peligro la democracia"

La participación de los gremios agrupados en la entidad es una de las claves que marcará el nivel de adhesión al paro nacional convocado por la CGT. El paro se hará sin movilización, pero resultará el corolario de una serie de protestas que comenzaron con los docentes el 6 de marzo, siguió con la manifestación de la propia central sindical el 7, las mujeres el 8 y prosiguió con la Marcha Federal educativa el 22, el Día de la Memoria el 24 y hoy, con la marcha de las dos CTA a Plaza de Mayo.

LEE MÁS

Embed

Respecto de otra marcha, pero a favor del Gobierno, el portuario Juan Carlos Schmid sostuvo que tienen "derecho" a expresar ese apoyo, pero advirtió que hay otros "muchos sectores de la población que están muy irritados por la gestión económica".

"Yo no creo que esté en peligro la democracia", replicó el jefe sindical, al ser consultado sobre la consigna alentada por los convocantes a esa manifestación "en defensa de la democracia, la paz y la libertad".

En esta nota