Envoltorios para bombones, puertas y ventas, tapas de yogures, estructuras de biciletas, autos y aviones. Cada uno de esos productos utilizan el aluminio que produce Aluar, donde los trabajadores definieron un paro por tiempo indeterminado para reclamar la reincorporación de un trabajador que fue despedido sin causa. La cesantía se produjo en medio de un proceso en el cual varios trabajadores del área administrativa están sumándose a la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), denunciaron desde la comisión interna.

"Es un despido sin causa y la empresa dice que 'no da con el perfil' pero nosotros creemos que es un sondeo de parte de la patronal. Justo se produce cuando varios trabajadores del área administativa se están pasando a la UOM. Pareciera una acción antisindical", dijo a El Destape el delegado de Aluar, Federico Navarro.

aluar.jpg

La protesta había comenzado el viernes. Fue un paro por 48 horas y hubo 24 horas sin protesta pero se retomó el lunes a la noche y se definió que sería "por tiempo indeterminado". La decisión afecta la producción de Aluar que, con 1200 trabajadores, abastece de casi todo el aluminio que se consume en Argentina.

Desde la empresa señalaron a este medio que el despido se produjo por "mal desempeño" del trabajador y que la decisión se tomó "ante diferentes apercibimientos" que tenía el empleado. Sin embargo, el sindicato negó que existiera algún tipo de sanción. "En su historial no hay sanción ni apercibimiento alguno", se indicó un comunicado de la comisión interna.

El año pasado se produjo el despido de 50 operarios en medio de un reclamo salarial. La intervención del Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria y la empresa acató la decisión. Finalmente el conflicto cesó cuando la empresa suspendió definitivamente los despidos y acordó una recomposición salarial del 33 por ciento.

Aluar es la única empresa productora de aluminio primario en Argentina. Es una de las mayores de la región y exporta la mayor parte de su producción. Durante el año pasado, la compañía acumuló una ganancia por encima de los 1.200 millones de pesos, según informó a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

Allí detalló que, pese a que el precio internacional del aluminio podría mantener la tendencia descendiente no preveía reducir sus ventas al exterior.

En esta nota