El ministro de Producción, Francisco Cabrera, formuló insólitas declaraciones durante el Coloquio de IDEA, en Mar del Plata al relativizar la gravedad de la situación de las empresas del sector industrial que suspendieron personal y decidieron adelantar las vacaciones de sus trabajadores o darles sistemas rotativos de suspensiones.


Para el funcionario, esas medidas son una señal de que los empresarios tienen "esperanza en una reactivación económica". "Aunque usted no lo crea, en parte es una buena noticia porque quiere decir que las empresas retuvieron su personal", expresó Cabrera.

Y agregó: "Ahora las empresas deberán acomodar sus números ya que la inflación real es de 1,5 por ciento".