Mientras casi todas las automotrices reclamaron "más competitividad y menos impuestos", el presidente de Fiat Argentina, Cristiano Rattazzi, señaló que "no es momento para tener un tipo de cambio atrasado" y que el dólar debería estar en $ 17,50. "No sería tan destructivo", opinó.

En el marco de la novena edición de "El Encuentro de los líderes", que organiza El Cronista Comercial, en un panel de empresarios de la industria, Rattazzi planteó que "la Argentina tiene que volver a hacerse de un nombre, por lo que no es momento para tener un tipo de cambio tan atrasado", publicó el matutino especializado en economía en su página web.

LEER MÁS: Cabrera: "Es un misterio saber cuándo arrancará la economía"

Según el medio, en general, los presidentes de Renault, Ford, Toyota, Volkswagen y también el de Fiat pronosticaron un "buen 2017", aunque sin grandes repuntes y dijeron que "confían en que ayudará la recuperación de Brasil, aunque todos apuestan por el mercado interno".

Rattazzi planteó la "muy baja" competitividad que tiene el país y que tanto afecta a la industria, donde hay "cuestiones de logísticas e innovación" a mejorar. "Cuando nosotros vendemos a Brasil la verdad es que son condiciones tremendamente complicadas", agregó. En ese contexto, evaluó que "haber dependido solo de Brasil ha sido un error estratégico de ambos países. Para mí deberíamos haber mantenido la competitividad con México", destacó.

Su colega, el presidente y director General de Renault Argentina, Luis Fernando Peláez, señaló que "el impacto más grande que sufrió el sector en contra de la competitividad fue la inflación" e indicó que otro gran obstáculo para crecer es la presión impositiva: "El impuesto global que se paga, es un nivel alto que supera el de Brasil, México y Colombia", planteó.

Por su parte, el titular de Ford Argentina y Chile, Enrique Alemañy, dijo que desde su empresa están "logrando compensar las caídas de Brasil con la producción del mercado interno" y también pidió hacer el "trabajo que se tiene que hacer" en materia impositiva.

"Soy optimista con 2017, pero todavía estamos en una etapa de análisis", reconoció Alemañy, quien vaticinó que el patentamiento en el mercado interno "va a crecer", pero planteó que "si bajaran las tasas de interés ese número crecería". Desde Toyota, su presidente, Daniel Herrero, planteó como "temas urgentes para abordar, la falta de competitividad, la burocracia y el costo impositivo". En tanto, el CEO del Grupo Volkswagen, Pablo Di Si, aseguró que "es posible ser competitivo en la Argentina, pero cuando se da una caída como la de Brasil es imposible compensarla. La recuperación será a largo plazo", vaticinó.

En esta nota