Ernesto Sanz, uno de los tres fundadores necesarios de la alianza Cambiemos que ganó las últimas elecciones, deberá visitar tribunales para explicar las declaraciones de Ibar Perez Corradi, el arrepentido que extraditó el Gobierno, y que acusó al ex senador de intentar remover a un juez a cambio de dinero.


Según el artifice intelectual del triple crimen de General Rodriguez, "el rey de la efedrina", Mario Segovia, que convivió con Corradi en Ezeiza, le confesó que le pagó 200 mil dolares al ex senador para impulsar el juicio político al juez de Campana, Federico Faggionato Márquez, que tenía la causa por la efedrina.

Embed

Perez Corradi había sido extraditado hace meses atrás luego de ser descubierto en Paraguay. En su momento, la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, declaró que "Anibal Fernandez debería estar preocupado" por el regreso del criminal a la Argentina. Pese a eso, Corradi solo pudo vincular al ex jefe de Gabinete mediante dichos de Nicolas Forza, que está fallecido, convirtiendo las declaraciones en incomprobables. En diciembre sanz visitará tribunales en condición de testigo.