La vicepresidenta, Gabriela Michetti, aseguró que "no hay aumento de importaciones". De todos modos, reconoció la existencia de "problemas en algunos sectores", como consecuencia de la apertura comercial impulsada por el Gobierno nacional.

Michetti se expresó de este modo en declaraciones formuladas al término del acto de "toque de campana por la igualdad de género" en la Bolsa de Comercio, que encabezó junto con el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y al ministro de Finanzas, Luis Caputo.

Ante una consulta sobre la situación del comercio, la funcionaria dijo que "no hay aumento de importaciones en los números" aunque reconoció que "hay problemas (de actividad manufacturera) en algunos sectores". Sostuvo que desde el Gobierno se propuso hacer "una mesa de diálogo específica" por cada sector desde donde "se pueda ver un cronograma de reconversión, de inversión y de competencia".

LEER MÁS: La UIA y el pacto antidespidos: "Se firmó lo que se pudo"

La vicepresidenta planteó además que "el gobierno quiere proteger estos procesos para que no haya ninguna caída en el camino". Aclaró, sin embargo, que después que se dan las herramientas debe existir el esfuerzo necesario del sector empresarial para poder competir.

"La Argentina obviamente está con problemas de competitividad. Hemos tenido muchos años en los cuales el esfuerzo de las empresas por competir en el mercado ha sido muy bajo y en un mundo global cuando una economía se vuelve a acomodar en la macro para empezar a competir de otra manera, sucede que algunos sectores están más preparados que otros"", consideró.

Uno de los reclamos de diversos sectores sindicales es el impacto que las importaciones están teniendo en algunos rubros manufactureros, como el caso del textil, que registra fuertes bajas en los índices de productividad.

Consultada sobre el proyecto de modificación de la ley de mercado de capitales, dijo que "estamos en el medio de la discusión en Diputados" y agregó que la sanción dependerá de los legisladores de la oposición.

En esta nota