El presidente, Mauricio Macri, evitó pronunciarse respecto del pedido de desafuero y detención de Cristina Kirchner. En cambio, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, opinó que "es un tema estrictamente judicial" y remarcó que "está absolutamente garantizado el estado de derecho, el normal funcionamiento de las instituciones, las libertades".

El jefe de Estado guardó silencio sobre la avanzada del magistrado con las detenciones del exsecretario general de la Presidencia Carlos Zannini y del militante de Miles Luis D’Elía, además del procesamiento de la actual senadora nacional.

En cambio, Peña recibió a autoridades parlamentarias para relevar los temas que incluirá el Poder Ejecutivo en el llamado a sesiones extraordinarias del Congreso. Tras la conferencia de prensa que brindó en el Congreso la exjefa de Estado, el ministro coordinador se acercó hasta la Sala de Periodistas de la Casa Rosada para expresar la posición del Gobierno ante la situación.

"Consideramos que es un tema estrictamente judicial que corresponde a la Justicia poder proseguir con el trámite normal de una investigación de este tipo", sostuvo el jefe de Gabinete. En ese marco, el funcionario nacional reconoció que "obviamente es una situación que revierte una particularidad por el tipo de denuncia, por las acusaciones que se han hecho".

LEER MÁS: Cristina Kirchner habló del pedido de su detención: "Es un exceso"

"Es un tema que requiere de una investigación muy bien hecha y también un debido proceso de defensa para los acusados. Esperamos que se pueda desarrollar en la normalidad que requieren este tema institucional", añadió el referente del PRO.

Para Peña, "está absolutamente garantizado el estado de derecho, el normal funcionamiento de las instituciones, las libertades". Al mismo tiempo, se refirió a la postura que adoptará el oficialismo en la Cámara Alta: "Las autoridades del interbloque de Cambiemos en el Senado han expresado que se desarrollará todo el trámite correspondiente con la prudencia y la institucionalidad necesaria, pensando no en términos partidarios, sino institucionales".

En esta nota