El jefe de Gabinete, Marcos Peña, opinó desde Pinamar que "el camino del descenso de la inflación está garantizado". Además, ante la negativa del Gobierno de cumplir con la ley y abrir una paritaria nacional, les pidió a los docentes "tener grandeza y generosidad" para "ponernos a trabajar en una misma agenda".

Para Peña, "vamos en buen camino para derrotar a la inflación". Señaló que el objetivo inmediato en materia económica es "ir generando algunos instrumentos que regulen el corto plazo".

"Estamos convencidos de que vamos a estar en torno a la meta que ha planteado el Banco Central (17%), y lo más importante es que esa baja va a continuar el año próximo", afirmó.

LEER MÁS: Sancor le bajó el sueldo a sus empleados

Sostuvo que "en una sociedad que viene de muchos años de inflación hay que romper un montón de comportamientos inflacionarios". "A diferencia de otro momento de nuestra historia elegimos un camino gradual al del shock porque se pueden generar problemas severos a largo plazo", explicó.

Por otra parte, pidió que los sindicalistas docentes tengan la "grandeza y generosidad de pensar no sólo en los reclamos justos, que todos compartimos, sino entender el contexto dónde estamos y cómo hacer para ponernos a trabajar en una misma agenda".

En la reunión que mantuvo en la sede del municipio, Peña remarcó que entre las metas principales que se trazó el Gobierno apenas asumió en diciembre de 2015 figuraban, por un lado, "evitar una gran crisis económica y restablecer las variables, y por otro, sostener y acompañar una sociedad muy fragmentada en lo social y político".

El funcionario nacional compartió una charla con el intendente de Pinamar, Martín Yeza, miembros del gabinete municipal y concejales.

En esta nota