Mauricio Macri opinó que "no había ningún delito" en la causa de los Panamá Papers, a pesar de que el juez federal Sebastián Casanello no lo sobreseyó, sino que se declaró incompetente por no haber encontrado aún elementos que prueben que el Presidente lavó dinero.

"No había ningún delito que se me indilgaba", consideró Macri durante una conferencia de prensa que brindó desde Entre Ríos. Volvió a apurar a los jueces al insistir en que "la Justicia debe actuar en tiempos más rápidos".

LEER MÁS: Panamá Papers: Casanello se declaró incompetente en la causa donde está involucrado Macri

Ante un requerimiento de Francesco “Franco” Macri, tanto Casanello como el fiscal Federico Delgado fueron golpeados por la Cámara de Apelaciones, quien además los limitó a que indaguen sólo Fleg Trading Limited y Kagemusha SA, en lugar del resto de las 50 offshores vinculadas a la familia Macri.

Macri también hizo un llamado a "terminar en la Argentina la impunidad". Dijo que "no queremos más comportamientos mafiosos, como lo expresaron los argentinos que se movilizaron el primero de abril" a Plaza de Mayo. "No queremos más gente que se crea dueña de la Argentina, acá todos tenemos que cumplir con la ley y ser respetuosos de los derechos de los demás", sostuvo.

LEER MÁS: Las trabas de Macri que hicieron caer la investigación de los Panamá Papers

Al ser consultado sobre dicha causa judicial, Macri respondió: "El primer día dije que no había ningún delito que se me endilgaba, que no tenía vínculos comerciales con esas sociedades, que no había sido accionista y no había recibido ingresos de esas sociedades".

Además, juzgó que "no hubo declaración maliciosa, ni lavado de dinero, me alegro que haya terminado" la causa, afirmó el mandatario. En ese contexto, se pronunció a favor de una "Justicia independiente", tras recordar que él presentó sus papeles "no me enojé y estoy tranquilo, con las cosas como corresponden". De inmediato, afirmó que por eso "la Justicia debe actuar en tiempos más rápido, porque si no las cosas se dilatan demasiado".

Casanello se declaró incompetente, por lo que decidió dividir la causa y enviarla a otros dos fuerons. Por un lado, propuso se investigue la evasión impositiva y por otro el enriquecimiento ilícito de Macri. Delgado tiene hasta el viernes para apelar esa decisión.

En esta nota