El presidente, Mauricio Macri, descalificó la marcha contra la crisis económica y que pidió un cambio en las políticas de su gobierno. El jefe de Estado opinó que la protesta realizada por la CGT, las CTA y la izquierda en la Plaza de Mayo fue "una pérdida de tiempo" que "no nos lleva a ningún lugar".

Durante un encuentro en la Casa Rosada con jóvenes que obtuvieron el primer empleo, Macri se refirió a la marcha sindical al señalar la necesidad de "no poner la energía en movilizarnos a no sé qué, como hace algunas horas veíamos acá".

"Eso es una pérdida de tiempo, no nos lleva a ningún lugar. Lo que lleva es dialogar como lo hemos hecho con los sindicatos", en algunos asuntos "como con la reparación histórica, una parte del impuesto a las ganancias, el tema del problema que tenían en las obras sociales", enumeró.

LEER MÁS: La CGT marchó a Plaza de Mayo pero volvió a postergar el paro

"Escuchar al otro, dialogar, entender, buscar soluciones en conjunto es lo que va a acelerar este proceso de crecimiento. Poner la energía ahí y no en movilizar a no sé qué, como hace algunas horas se veía. Es una pérdida de tiempo. No nos lleva a ningún lugar", sostuvo el mandatario.

"Como los hemos hecho con los sindicatos en este años y medio. Ese es el camino. No creo que haya otro camino. Para confrontar ya hemos perdido mucho tiempo", concluyó.

En esta nota