La Justicia desmintió al Gobierno al reconocer que los mapuches utilizaron honderas y cuchillos para intentar atacar a la Prefectura durante la represión del 25 de noviembre en el Lago Mascardi.

Esta acusación va en contramano a lo planteado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, durante la conferencia que brindó días después del asesinato de Rafael Nahuel, donde aseguró que portaban armas de fuego.

Embed

Según la revista NOTICIAS, que accedió a la declaración indagatoria que el juez Gustavo Villanueva le tomó a los dos mapuches que fueron detenidos después del episodio, las únicas armas registradas hasta el momento fueron cuchillos, gomeras y piedras.

“En horario aún no determinado pero anterior a las 17:00 horas cuando, junto a un grupo de sujetos no identificados -a excepción de su consorte de causa Fausto Horacio Jones Huala, Micaela Joana Colhuan y Gonzalo Coña- y en número desconocido, atacaron en una zona de la montaña -no establecida pero ubicada dentro del territorio recuperado el día jueves- al personal de la Prefectura Naval Argentina que se encontraba realizando recorridas de rigor para mantener resguardado el mismo, para lo cual se valieron de diversas armas -entre otras, cuchillos y ondas de revoleo-”, detalla la lectura de cargos contra Fausto Jones Huala y Lautaro González.

A eso se le suma que los dos mapuches solo fueron indagados por atacar a fuerzas de seguridad pero no por la muerte de Rafael Nahuel.