Juan Carlos Schmid, uno de los tres jefes de la CGT, aseguró hoy que tanto el proyecto de reforma del Impuesto a las Ganancias del Gobierno nacional como el impulsado por el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, son "insuficientes".

"Son falsas opciones. Aspiramos a que haya una base de cálculo distinta", afirmó a NA el sindicalista, que pidió que en el caso de los gremios del transporte se contemplen cuestiones que tienen que ver con la "nocturnidad y horas extra". Schmid realizó estas declaraciones luego de participar durante la mañana de una reunión en la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT).

LEER MÁS: La CGT desafía al Gobierno: "Vamos a ver si gravan al juego y finanzas"

De esta manera, el hombre de la cúpula de la CGT más cercano a Hugo Moyano tomó distancia de la postura explicitada por el diputado Héctor Daer y por Carlos Acuña, que mostraron estar de acuerdo con el proyecto del Frente Renovador, fuerza política de la que forman parte.

El propio Daer participó este martes de la reunión de la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara Baja, acompañado por segundas líneas de la CGT, en la que expuso su firme rechazo a la iniciativa oficial. "El proyecto del Ejecutivo sobre Ganancias es muy mezquino. Pedimos que se reestructure la escala y suba el mínimo no imponible. Estamos con el de Massa", había afirmado el lunes en declaraciones radiales.

Acuña se quejó de que el Gobierno nacional no consultó a la central obrera por el proyecto de reforma del Impuesto a las Ganancias. "Fijate la evolución: de la promesa proselitista de Mauricio Macri que proponía su eliminación pasamos a que se trataría en el segundo semestre y luego la patearon para marzo de 2017, retroactiva a enero. Pero como el Frente Renovador presentó un proyecto, ahora el Gobierno sale corriendo a armar su propia normativa por la que ni siquiera nos consultaron", afirmó Acuña.

El dirigente sindical explicó: "Es insólito, estamos hablando de la plata de los trabajadores y a los que no se los consulta es justamente a nosotros". "Más allá de los colores políticos, lo que más nos beneficia es lo que prometió el Presidente que es eliminar el impuesto. Con esto quedó demostrado que es una mentira. Nos vamos a volcar sobre el proyecto que más beneficie a los trabajadores y si es el de Massa, allí estaremos apoyando", puntualizó. Previamente a la reunión en el anexo de la Cámara Baja, los tres jefes de la central obrera asistieron a una reunión con la cúpula del Episcopado.

El proyecto del oficialismo, rechazado por toda la oposición, contempla incrementar un 15% el mínimo no imponible, por lo que tributarían el impuesto los solteros que superen los $ 21.712 netos y los casados con dos hijos con sueldos mayores a los $ 25.230. En tanto, la propuesta de Massa plantea llevar el piso de Ganancias a 34.000 pesos brutos para los solteros y 48.000 para casados con dos hijos.