El Gobierno invitó a la ONU y la OEA a la Argentina, como forma de aplacar la presión internacional que sufre por la detención de la líder de la Tupac Amaru Milagro Sala. Esto ocurre mientras sigue las discusiones internas en el gabinete respecto de liberarla o no.

LEE MÁS "Morales, contra la ONU: se basa en premisas falsas"

Según precisó el diario La Nación, en los próximos días llegará la invitación de parte del Gobierno hacia la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU, para que dialoguen con Sala desde la cárcel, con los funcionarios judiciales que llevan adelante las distintas causas en su contra y con el gobierno provincial de Gerardo Morales en Jujuy.

Justamente, el mencionado grupo de trabajo es el que emitió un durísimo informe en el que exige al Gobierno nacional que libere "inmediatamente" a Milagro Sala. Hasta el día de la fecha, eso no ha ocurrido.

milagro sala detenida.jpg

La intención es que los funcionarios de dichos organismos internacionales vean "todo lo que hizo Sala en Jujuy", según deslizó una fuente oficial al centenario matutino. El Gobierno ya había enviado una misión a Washington para impedir en la OEA que haya una declaración similar a la de la ONU.

Mientras tanto, Macri podría recibir otro reclamo este mismo jueves. El secretario de Amnistía Internacional de Canadá, Alex Neve, le entregó al primer ministro de aquel país, Justin Trudeau, una carta para pedir por la liberación de Milagro Sala. Trudeau llegó hoy mismo a la Argentina para reunirse con el Presidente.

El debate en el seno del oficialismo sigue. Existe un sector, más cercano a la Cancillería, que considera mejor liberar a la líder de la Tupac Amaru. Otros, en cambio, respaldan la postura de Morales.