La semana pasada tuvo una fuerte polémica por un costoso show de Patricia Sosa para la Ciudad de Buenos Aires. Ahora se revelaron datos escalofriantes

Para el concierto que dio la cantante el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta desembolsó 4,8 millones de pesos. Pero atrás de la contratación hay una empresa "fantasma".

Es por el el recital Buena Gente. Según reveló el portal de noticias Nueva Ciudad, la empresa que facturó la polémica suma había cambiado de dueños un mes antes de que se realizara el evento que contó con la participación de Sosa.

Es la empresa Noise Band S.R.L, que estuvo a cargo de la producción del festival llevado a cabo el parque Thays el 20 de noviembre pasado, que extrañamente careció de promoción en los medios y redes sociales. Noise Band S.R.L fue fundada en 2012. "El 4 de octubre de 2016, luego de atravesar diversos problemas económicos, los propietarios la vendieron a Alberto Horacio Gerome y a Agustín María Gerome, ambos completos desconocidos en el rubro de la producción de espectáculos. De hecho Agustín María Gerome era monotributista hasta el año pasado y estaba anotado en la categoría más baja", afirma el portal Infonews sobre esta extraña maniobra.

Pocas semanas después de comprar la empresa, que hasta entonces se dedicaba a la producción de gingles publicitarios, los Gerome se llevaron este jugoso contrato de casi $5 millones con la Ciudad. "La cifra es un tanto escandalosa. Un show como el que armaron no puede salir más de $3 millones, contemplando el cachet del artista", confió a Nueva Ciudad una fuente del sector.

La contratación directa fue firmada por el subsecretario de Coordinación y Promoción de Eventos (SSCYPE) del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Christian Guma (Adjudicación – Contratación Directa Nº 2051-1226-CDI16).

En esta nota