Para el INDEC, la pobreza bajó a pesar de los tarifazos del Gobierno y la elevada inflación. En el primer semestre del año, el 28,6% de las personas eran pobres. La cifra fue 3,6 puntos inferior a la difundida en igual período de 2016, cuando había registrado un 32,2%.

Del total de personas en situación de pobreza, el 6,2% son además indigentes, con lo que no llegan a adquirir los alimentos necesarios. El porcentaje es muy similar al interanual, cuando afectaba al 6,3% de la población.

Durante el primer semestre, se encontraban por debajo de la línea de pobreza 1.807.590 hogares, que abarcan a 7.838.005 personas. No tienen los ingresos suficientes para una alimentación mínima 400.146 hogares, integrados por 1.704.883 personas, según las cifras del organismo oficial.

LEER MÁS: Para Caputo, el Gobierno atraviesa su "mejor momento económico"

El conglomerado Santiago del Estero-La Banda sufre el mayor índice de pobreza, con un 45,4%, seguido por Concordia con 42% y Corrientes con 40%. En cambio, la mejor situación se observó en Río Gallegos, donde la pobreza es de 9,6%. Luego aparece Ushuaia con 10,8%. Por su parte, en la ciudad de Buenos Aires la tasa de pobreza saltó a 13,4%, y se elevó 4 puntos entre enero y junio de este año.

En tanto en el conurbano bonaerense la pobreza se ubicó en 32,6%, cayendo 2 puntos frente el segundo semestre del año pasado. La Plata fue la región de mayor aumento de la tasa de pobreza al trepar a 30,8%, 6,6 puntos más que la medición a diciembre de 2016.

Si bien la inflación se desaceleró desde el récord de 2016, la acumulada es del 23,1% para los últimos 12 meses, según el INDEC.

En esta nota