Tras comparecer durante dos horas ante la Justicia en Comodoro Py, la ex presidenta Cristina Kirchner realizó encendidas declaraciones a la prensa al definir al gobierno de Mauricio Macri como "una asociación ilícita terrorista".

Cristina Kirchner declaró ante el juez Julián Ercolini, que ahora debe definir si dicta o no su procesamiento en esa causa por vínculos con el empresario Lázaro Báez. En la indagatoria, la ex mandataria pidió que se realice un peritaje sobre la obra púlbica realizada durante su gestión.

"Es un disparate mayúsculo pretender que una asociación ilícita la conforman un Poder Ejecutivo integrado de manera legal", señaló Cristina Kirchner, quien destacó que las obras públicas las
aprueba el Congreso a través del Presupuesto Nacional, en tanto que a su vez se ejecutan por parte de autoridades provinciales.


"Es una maniobra de persecución política y hostigamiento mediático contra los que representamos los procesos de inclusión, no solo acá sino a nivel regional", aseguró. "Este gobierno trata de tapar el desastre económico y social que tiene el país. Pero no se puede tapar el sol con la mano", advirtió. Además, consideró que si su gestión fue "una asociación ilícita", la actual sería "una asociación ilícita terrorista" porque -ironizó- "infunde terror a los ciudadanos, que tienen terror cuando llega la factura de luz y de gas o cuando van al supermercado".

Para cerrar, lanzó: "Buscan la proscripción (del Frente para la Victoria) los propios funcionarios de este gobierno y alguna denunciadora serial que es dirigente de la oposición".