Al cumplirse un mes del asesinato y violación de la joven Lucía Pérez, el intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, declaró de forma repudiable y afirmó que las campañas contra la violencia de género son "una moda" en la que los funcionarios no deberían gastar el presupuesto.

"...Creo que muchos políticos invierten innecesariamente en campañas cuando deberían priorizar en la educación. Malgastan dinero en campañas que están de moda, como la de violencia de género", sostuvo Arroyo, según afirma el diario La Capital de esa ciudad balnearia.

carlos arroyo.jpg


El contexto de sus dichos: el acto por el 50o aniversario de la escuela número 5 del barrio San Patricio. Y al cumplirse un mes de que apareciera muerta Lucía Pérez, tras ser violada y empalada por dos hombres y abandonada en la zona de Playa Serena. Entre el barrio y la zona donde encontraron al cuerpo de Lucía hay solo 5 kilómetros de distancia.

Embed

Según relataron testigos al medio, esas fueron las palabras del intendente, que cortó el clima festivo que había hasta ese momento. A partir de allí, siguió una sensación general de desagrado.

Entre los presentes se encontraba María Inés Benítez, presidenta de la sociedad de fomento Playa Serena. "Concurrí al acto invitada como presidenta de la sociedad de fomento vecina, fue todo hermoso hasta que escuché estas palabras del intendente", comentó Benítez a La Capital, quien agregó: "Algunos docentes y familias también se alarmaron, pero todo transcurrió de una manera que en el momento pasaron desapercibidas".