El ministro de Producción, Francisco Cabrera, opinó que "el debate sobre los brotes verdes se terminó" porque, a su criterio, "hay un crecimiento homogéneo en todos los sectores" de la economía. En el marco de constantes despidos y cierres, admitió que el Gobierno intentará que aumente el empleo en las pequeñas empresas.

Según el funcionario, "el debate acerca de los brotes verdes y del crecimiento heterogéneo se terminó. Estamos viendo un crecimiento homogéneo en todos los sectores". "Esto para nosotros es clave para las Pymes, que son la principal fuente de trabajo del país. Por eso, si logramos que cada Pyme contrate al menos un empleado, tendremos el mayor crecimiento del empleo formal de los últimos 10 años", consideró Cabrera.

El ministro se expresó así al disertar en la celebración por el Día de la Industria que organizó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). En ese marco, el funcionario aseguró que la economía "está normalizada" y que "la baja de la inflación nos brinda un panorama alentador".

"Hablando con los empresarios vemos que las ventas ya no son un problema, sino que las principales quejas vienen por la burocracia y la dificultad para acceder al crédito", enfatizó. En ese sentido, recordó que "hay medidas como la ventanilla electrónica de comercio exterior y las sociedades anónimas simplificadas que apuntar a simplificar los trámites".

LEER MÁS: Según la CGT, en agosto una familia necesitó $ 15.616 para no ser pobre

También, resaltó que "con la ley Pyme, se bajaron impuestos por $ 4.500 millones; el diferimiento del IVA y la eliminación del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta implicaron una transferencia de $ 6.000 millones y a través del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) se otorgaron créditos por $ 1.300 millones".

Por último, Cabrera garantizó a los empresarios pymes que "estamos trabajando en reformar la ley de ART, que hoy es una espada de Damocles sobre la industria".

En esta nota