Se conocieron los fundamentos del fallo del juez Claudio Bonadio, en el que dictó la prisión preventiva de Carlos Zannini, Héctor Timerman, Luis D'Elía, Fernando Esteche y pidió el desafuero para su posterior detención de la ex presidenta Cristina Kirchner. Para eso, el polémico magistrado tuvo que dar un giro argumental increíble.

En el fallo de más de 400 páginas, Bonadio tuvo que meterse en un tema espinoso para quienes sostienen que el memorándum con Irán es delito: si esto fue así, los diputados y senadores que votaron a favor deberían estar imputados como partícipes necesarios del presunto delito. Pero solo los funcionarios del Poder Ejecutivo y los supuestos puentes de la "diplomacia paralela" (D'Elía, Youssuf Khalil y Allan Bogado) están involucrados. ¿Por qué?

Para Bonadio, la explicación a este entuerto es que los diputados y senadores oficialistas, que votaron a favor de aquel memo, no sabían lo que estaban votando realmente.

Así lo escribió en el fallo, en el cual destacó los argumentos de la oposición, como el del ex diputado y hoy abogado de la AFIP contra el grupo Indalo, Ricardo Gil Lavedra.

Embed

Pero asimismo, dijo que los legisladores oficialistas de aquel entonces que votaron a favor del memorándum lo hicieron en base a "los fundamentos del proyecto enviado por el PEN y las exposiciones realizadas en el plenario de comisiones, sin tener conocimientos adicionales del proceso de tomas de decisiones y los ulteriores objetivos perseguidos".

Así, el anterior Gobierno engañó, según Bonadio, a sus propios diputados y senadores sobre el fin del Memorándum, que lo habrían votado sin comprender realmente lo que estaban haciendo y por eso, no serían punibles en esta causa.