La semana pasada, el ministro de Transporte Guillermo Dietrich inauguró junto al intendente de Quilmes Martiniano Molina el bajo vías de Hernández-Smith de Ezpeleta, tras un año de obras y con una inversión que supera los 165 millones de pesos.

Allí, el mandatario local aseguró que la obra era "muy esperada por los vecinos y que la tuvieron frenada como casi todo en Quilmes", al tiempo que destacó el apoyo que recibió de Mauricio Macri para reactivarla: "Estamos cambiando Quilmes; porque empezamos las obras y las terminamos”, destacó.

Sin embargo, pocas horas después, el intendente terminó pasándola mal en redes, luego que los propios vecinos filmaran el estrecho espacio que tienen los micros de larga distancia para pasar, y lo complicado que les resulta el radio de giro, al punto tal que un acompañante debe bajar y guiar al conductor para evitar un serio accidente de tránsito en el paso.

Embed