El máximo mandatario Mauricio Macri volvió a sufrir un escrache este miércoles en Córdoba, cuando un grupo de personas se acercó a la salida de un acto y comenzó a insultarlo y a recordarle la mala gestión que, a su entender, viene realizando desde su asunción.

Macri dio una conferencia de prensa junto al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti. También visitó en Villa María en la ONG Vínculos en Red en medio de un fuerte operativo de seguridad, y al salir de ella, comenzó a saludar alegremente a las personas que en realidad se habían acercado a insultarlo, como si se tratara de una ovación.

Embed

En esta nota